Adaptarse a la llegada del bebé

con No hay comentarios

Adaptarse a la llegada del bebéLa maternidad es una experiencia fascinante. Sin embargo, a partir del momento en que una mujer conoce su estado, le invaden temores e interrogantes que la hacen sentir insegura.

Adaptarse a la llegada del bebé es un hecho tan necesario como inevitable. El embarazo supone un cambio físico y mental muy significativo en la vida de una mujer. Durante este período, la futura madre experimenta un cúmulo de sentimientos contradictorios, difíciles de encajar y de comprender.

Además de intensa felicidad, puede sentir vulnerabilidad y fragilidad, y al mismo tiempo, gran responsabilidad, extrañeza en el reconocimiento de su propio cuerpo y dificultades para adaptar su vida cotidiana a los cambios que se van produciendo.

El parto es un acontecimiento único que transforma a la mujer en madre; un acontecimiento rodeado de diferentes emociones, que genera numerosas inquietudes: miedo al dolor, preocupación de que todo transcurra con normalidad, de que el bebé no sufra y esté bien…

Una vez pasado el parto, la mujer vive la delicada etapa del postparto, en la que se encuentra con un cuerpo dolorido y deformado.

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

 

Además de experimentar estos cambios, la madre tiene a un ser totalmente indefenso que depende absolutamente de ella y que en ocasiones le despierta sentimientos encontrados que no puede expresar sin culpabilizarse. Se siente invadida por dudas de todo tipo: ¿Lo estoy haciendo bien?, ¿soy buena madre?, ¿me querrá mi hijo?

Durante el postparto, la madre necesita mucho apoyo de su pareja y de su red social, así como la confirmación de que lo está haciendo correctamente.

Resulta difícil abordar los problemas de la maternidad desde las emociones. Parece que el embarazo y el parto ocupan un espacio mental tan grande que, tras el nacimiento del bebé, no tenemos en cuenta el estado anímico de la madre y nos parece que todo se limita a que el bebé coma y duerma bien.

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

 

El entorno desatiende en gran medida el estado emocional de la madre, tanto que incluso ella misma puede no tenerlo en cuenta por temor a no ser comprendida. Y así, se ve obligada a sonreír y a esconder sus sentimientos.

Adaptarse a la llegada del bebé es tan difícil para la madre como para el padre, por lo que es preciso adaptar las expectativas a la realidad.

Es una etapa de pérdida de identidad, de ambivalencia, de emociones contradictorias, de reflexiones del tipo: ¿si tanto deseaba tener un hijo, por qué no me siento plenamente feliz?, ¿quiero a mi bebé como se supone que debo quererlo?

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

 

En los meses posteriores al parto puede aparecer una apatía intensa, la razón que subyace a este sentimiento está relacionada con la demanda de un bebé que requiere la satisfacción de todas las necesidades a través de la madre. Esta solicitud puede sobrepasar a la madre por la dedicación exclusiva hacia el bebé. A pesar del profundo amor que siente la madre hacia su bebé, también se siente saturada ante tanta solicitud.

La madre suele pensar que nadie cuidará de su bebé tan bien como ella y esto la lleva a encargarse de todas las funciones.

Nuevamente, contar con el apoyo de la pareja y la red de apoyo social y familiar se hace imprescindible en la crianza del bebé. De lo contrario, la madre se sentirá muy sola.

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

 

Después de dar a luz, los niveles hormonales bajan y esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo. El malestar anímico después del parto es muy común y muchas mujeres se sienten tristes y con ganas de llorar los primeros días.

La dedicación exclusiva de la madre hacia el bebé puede llegar a saturarla.

Las dificultades para adaptarse a todos estos cambios son muchas, la sobrecarga de trabajo, la falta de descanso y el agotamiento prolongado en el tiempo pueden llevar a la madre a lo que conocemos como depresión posparto.

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

 

Muchas mujeres sienten culpa o vergüenza de tener sentimientos de tristeza y ocultan lo que les pasa.

El estilo de vida cambia totalmente y entre dar el pecho, cambiar los pañales y bañar al bebé apenas queda tiempo para ir al baño. Comienza una nueva relación con el bebé, hay que adivinar sus necesidades y el sentimiento de responsabilidad es enorme.

Adaptarse a la llegada del bebé
Adaptarse a la llegada del bebé

Cómo adaptarse a la llegada del bebé

Aunque adaptarse a la llegada del bebé es un hecho inevitable, podemos contribuir a que sea más llevadero, teniendo en cuenta unos detalles sencillos pero importantes:

  • Es importante que la madre tenga en cuenta sus cuidados y mantenga hábitos saludables de alimentación.
  • Debe dedicar tiempo para sí misma, el descanso y el ocio, en la medida de lo posible.
  • Es básico aprender a delegar. Con frecuencia, la madre piensa o siente que nadie cuidará de su bebé tan bien como ella y esto la lleva a encargarse de todas las funciones.
  • Compartir tiempo con la pareja. Tener momentos de intimidad emocional favorece el estado anímico de la madre.
  • Acudir a grupos de apoyo social también es una buena opción para sentirse acogida.
  • Los estados de ánimo bajos pueden tener muchas causas, pero sin duda no están relacionados con lo que la madre hace o no hace.

Mª Victoria Rama Hernández. Psicólogo online

Victoria Rama

Col. Nº 11543 COP
Psicóloga clínica especializada en terapia familiar, patologías de la infancia y la adolescencia

Psicólogo infantil

Dejar un comentario