Alimentación y estado de ánimo

con No hay comentarios

Alimentación y estado de ánimoEl ritmo de vida actual conlleva un incremento en la afectación de los trastornos de conducta alimentaria e ingesta de alimentos. Esta es la conclusión que se desprende de la última versión del DSM-V (American Psychiatric Association. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5), donde se recogen los criterios de diagnóstico actualizados que utilizan los profesionales sanitarios a nivel mundial, y en el que se incluyen nuevos parámetros que amplían la realidad del impacto de estas conductas. Un ejemplo de ello sería la inclusión de los atracones como trastorno, considerando como criterio de diagnóstico la presencia de uno por semana de manera sostenida, durante tres meses.

Estudios recientes de ámbito español determinan la creciente prevalencia de estos trastornos, presentes en un casi 7% de la población y con una tendencia al alza considerable. Cada día, es más frecuente atender en terapia situaciones en relación a nuestro comportamiento con la alimentación, como bulimia, atracones, vigorexia, fobias o, incluso, TOCS (Trastornos Obsesivo-Compulsivos). Y ya es habitual que un tratamiento por ansiedad conlleve combinar elementos de terapia para trastornos de alimentación, uno de los mayores impactos en la vida cotidiana, como respuesta a múltiples situaciones aisladas o acumuladas en el tiempo: cuando existe estrés sostenido, falta de apoyo en el entorno, baja autoestima, soledad, vacío existencial…

Cada día es más frecuente atender casos relacionados con la alimentación y estado de ánimo, como bulimia, atracones o vigorexia.

La terapia promueve cambios considerables en sólo 3 sesiones y los resultados son satisfactorios, pudiendo consolidarse a largo plazo. Resulta también indispensable un trabajo emocional de fondo y un proceso de posicionamiento y empoderamiento personal. En conjunto, se facilita superar los trastornos alimentarios, consolidar una mejora en el estado de ánimo y mantener unos hábitos saludables a largo plazo.

Cristina Ramírez

Psicóloga sanitaria Col.11230

 

Dejar un comentario