El cuidado de la voz en niños y adultos

con No hay comentarios

El cuidado de la voz en niños y adultosEn otoño es habitual que niños, padres y educadores presenten problemas de voz derivados de malos hábitos bucales, procesos catarrales y otro tipo de enfermedades. 

El cuidado de la voz en niños y adultos es un hábito que se aprende y que ayuda a mantener en buen estado de salud el medio de comunicación más eficaz que poseemos.

Una voz sana es aquella que no demanda esfuerzos, no provoca dolor, ni tampoco presenta cambios. Sin embargo, a excepción de los profesionales de la voz, pocas personas le prestan la atención adecuada, sin llegar a padecer una patología.

Ignoramos los cambios que se producen en la calidad de nuestra voz y no somos consientes del mal uso que hacemos de ella.

Cuidado de la voz en niños y adultos
Cuidado de la voz en niños y adultos

El cuidado de la voz en niños

Los niños son niños y, como tales, fuerzan la voz en diferentes contextos de su día a día: gritan en el colegio, en el recreo, durante las actividades deportivas, mientras juegan en el parque… También se enfadan, montan rabietas, lloran y se congestionan hasta el punto de hacerse daño en las cuerdas vocales.

Las alergias, los cambios de temperatura, el carraspeo, ciertos tipos de risas, gritos en ambientes húmedos o secos, fríos o calientes, y ruidos en el ambiente pueden afectar la calidad de la voz y provocar afonías pérdida total de la voz) y disfonías (voz ronca).

Los niños gritan, se enfadan, lloran y se congestionan hasta el punto de hacerse daño en las cuerdas vocales.

Existen diversos factores que afectan la calidad de la voz en los niños. Si el niño es nervioso y adelanta la mandíbula, aprieta los dientes, o está congestionado durante mucho tiempo con mucosidad, su voz será nasal, la tos irritará sus cuerdas vocales y hará un sobresfuerzo. En este caso, no abusar de la voz y hacer reposo evitará que aparezcan las patologías mencionadas anteriormente.

El cuidado de la voz en niños y adultos

Cómo evitar patologías en la voz de los niños:

  1. Mostrar a los hijos buenos hábitos vocales, un patrón respiratorio adecuado y una postura correcta.
  2. Enseñarles a no gritar y a utilizar un tono de voz normal.
  3. No exponerles a ambientes con humo.
  4. No ofrecerles bebidas excesivamente frías.
  5. Evitarles cambios bruscos de temperatura.
  6. Mantenerlos hidratados y acostumbrarles a beber agua cada cierto tiempo aunque no tengan sed.
  7. No abusar de la calefacción ni del aire acondicionado.
  8. Enseñarles a sonarse la nariz para que no respiren por la boca.
El cuidado de la voz en niños y adultos
El cuidado de la voz en niños y adultos

Cuidado de la voz en adultos

En mujeres entre 20 y 45 años, los problemas más frecuentes son los nódulos en las cuerdas vocales, que son unos pequeños engrosamientos del tejido que distorsionan o impiden el movimiento natural de las cuerdas vocales.

Fumar, trabajar con productos irritantes (detergentes, polvos, gases) o productos químicos, el reflujo gastroesofágico, las alergias, la sequedad, la tos crónica, los cuerpos extraños, los malos hábitos posturales en el trabajo y la carga vocal intensa pueden generar patologías vocales. Otras causas muy comunes son cantar en voz baja o hacerlo inadecuadamente; gritar, hablar mucho, imitar voces y carraspear con frecuencia.

Las técnicas de prevención vocal son fundamentales para el cuidado de la voz en niños y adultos.

Determinadas enfermedades como la sinusitis, la laringitis, la bronquitis o el asma afectan al tono, el timbre y la intensidad de la voz. Asimismo, algunos medicamentos y aerosoles con los que se tratan estos problemas de salud y los productos mentolados no favorecen la recuperación de la voz porque resecan las cuerdas vocales pese al alivio inicial.

Cuidado de la voz en niños y adultos
Cuidado de la voz en niños y adultos

El cuidado de la voz en docentes 

Para los docentes, educadores y otros profesional que utilizan la voz de forma continua y de ella depende en gran medida la eficacia de su trabajo, las alteraciones en la misma se trasforman en una preocupación.

Los docentes se exponen diariamente a:

  1. Hablar de espaldas a los alumnos, mientras escriben en la pizarra, lo que les obliga a elevar el tono de voz.
  2. Tragar el polvo de la tiza, que puede irritar la laringe y provocar alergias.
  3. Elevar el tono y en ocasiones gritar para ser oído en caso de alboroto durante la clase.
  4. Cantar y leer cuentos que requieren cambios de voz.

Para los profesionales de la voz, el entrenamiento en técnica vocal es fundamental para controlar y usar correctamente la voz, y evitar así episodios de disfonías, afonías y nódulos en las cuerdas vocales.

El cuidado de la voz en niños y adultos
El cuidado de la voz en niños y adultos

¿Cuándo acudir al especialista?

El diagnóstico precoz de los cambios en la voz posibilita una mayor recuperación, de ahí la conveniencia de acudir al especialista cuando los siguientes síntomas persisten durante 10 o más días:

  1. Sensación de sequedad de garganta o de boca.
  2. Molestias al tragar, punzadas en la garganta, ardores y picores frecuentes.
  3. Bultos o cuerpo extraño en la garganta
  4. Carraspeo o tos frecuentes.
  5. Falta de aire al hablar.
  6. “Gallos” cuando se habla.
  7. Pérdida de voz momentánea.
El cuidado de la voz en niños y adultos
El cuidado de la voz en niños y adultos

 

Si este es su caso debe acudir al otorrinolaringólogo para que establezca un diagnostico y, si es necesario, le derive al logopeda para iniciar la terapia de voz adecuada de acuerdo a su patología.

Claudia Álvarez Duncan. Logopeda online

Claudia Álvarez Duncan

Logopeda Col Nº 08-3123

Logopeda online

Dejar un comentario