El primer año de vida del bebé

con No hay comentarios

El primer año de vida del bebé. Psicólogo onlineLa maternidad es un acontecimiento extraordinario que despierta sensaciones tan desconcertantes como contradictorias,  especialmente durante el primer año de vida del bebé.

El primer vínculo que establece el bebé es con la madre, poco a poco va ampliando esta relación hacia el padre y, posteriormente, con el entorno familiar y social. Este proceso puede estar rodeado de factores favorecedores y otros que no lo son tanto.

Cólicos del primer trimestre

El primer año de vida del bebé. Psicólogo online

Durante los primeros meses de vida, el bebé interacciona con la madre a través del llanto, que es el único modo que posee para comunicar sus sensaciones desagradables.
El cólico del primer trimestre es un llanto intermitente y sin explicación aparente que se produce en esta primera etapa del bebé. Tras la exploración pediátrica correspondiente, y si no hay patología orgánica, podemos pensar que es consecuencia de un proceso de adaptación a los estímulos extrauterinos como pueden ser las luces, los sonidos, los cambios de temperatura e, incluso, una posible alergia a la leche…
Además de estos aspectos, los cólicos pueden estar relacionados con el proceso de adaptación entre la madre y el bebé. Cuando la madre llega al hogar con el recién nacido, suele sentir ansiedad, fragilidad y miedo de no saber cómo cuidar a su hijo. Estos sentimientos pueden generar mucho estrés y hacer que la relación entre la madre y el bebé se inicie de un modo poco tranquilo.

Apoyo a la madre

Desde el momento en el que el bebé sale del vientre de la madre se inicia un proceso de adaptación de la madre al bebé, en el que ésta va dando significado a las manifestaciones de su hijo.  La situación mejora cuando aparece la sonrisa en el niño, momento en el que se inicia una interacción y la madre se siente aceptada por su hijo.
El apoyo del padre se hace imprescindible para que la madre se sienta segura y sea más fácil establecer un vínculo tranquilo con el niño.
Las actitudes de crítica de otras personas hacia la madre provocan sentimientos de soledad, miedo e inseguridad, que hacen más difícil el proceso tan necesario de dar significado a lo que el bebé va sintiendo.

También puedes seguir Menuda Familia Magazine en Facebook y en Twitter.

El primer año de vida del bebé. Psicólogo online

La madre necesita sentir que lo está haciendo bien y ser validada en su función cuidadora por las personas más próximas.

En este contexto, es importante crear un clima en el que la madre pueda expresar sus sentimientos de ambivalencia y hablar sin temor sobre las críticas y los miedos inexplicables. Por extraño que pueda parecernos, los bebés perciben el estado emocional de quien les atiende y la atmósfera emocional del hogar.

Cuando la madre se sienta sobrepasada ante las demandas del bebé, conviene:

  • Facilitar que la madre haga siestas en la medida de lo posible.
  • Sugerir que tome algún tiempo libre cuando su bebé esté debidamente cuidado.
  • Ayudarla a no sentirse sobrecargada por las tareas del hogar.

¿Necesitas asesoramiento sobre éste u otro aspecto de la maternidad que te preocupa? Menuda Familia pone a tu disposición un servicio de asesoramiento online a familias sobre psicología, pedagogía y derecho de familia. Clica aquí si quieres más información.

El primer año de vida del bebé. Psicólogo online

Durante el primer año del vida, los bebés perciben el estado emocional de quien les atiende y la atmósfera emocional del hogar.

En relación al bebé:

  • Si los padres están de acuerdo con el uso del chupete, ofrecerlo al bebé cuando necesite calmarse.
  • Favorecer el contacto físico con el bebé mediante movimientos suaves, caricias.
  • Transportarlo en una mochila pectoral ergonómica cuando se pueda facilita el posterior descanso.
  • Evitar la sobre alimentación del bebé y no pensar que siempre tiene hambre o que nunca se llena.

Anorexia del segundo semestre

El primer año de vida del bebé. Psicólogo online

El desarrollo del bebé va adquiriendo matices. Ya sabe expresar sus disgustos, también su cólera, muestra reacciones de temor y, sobretodo, tiene menos interés en la comida. Siente curiosidad por otras cosas y distingue muy bien las frases cariñosas de las que no lo son.
Habitualmente, en nuestra sociedad la madre se reincorpora al trabajo durante el segundo semestre, por lo que la nueva situación resulta más estresante.
El bebé capta muy bien las prisas y siente la urgencia como si lo forzaran, por lo que suele responder con negatividad, o vomitando lo ingerido, si ha sido forzado.
En estos casos es muy importante relajar el ambiente. Las personas con características perfeccionistas sufren mucho en esta etapa porque les cuesta mucho entender la negativa del bebé a comer y tienden a forzarlo. Esta situación rompe el diálogo afectivo con el bebé y la relación se tiñe de incomprensión.

Cuando el bebé se niega a comer, es importante clarificar que rechazar el alimento no significa rechazar a la madre.

El niño espera siempre tres cosas, en este orden:
  1. Cariño.
  2. Comunicación.
  3. Alimentación.

El sueño

El primer año del bebé. Psicólogo online

Los trastornos del sueño son muy frecuentes y generan tanto sufrimiento a los padres como a los bebés. Aunque no todos los niños son iguales ni responden de igual modo a las indicaciones, es recomendable que antes del año dispongan de su propio espacio en una habitación distinta a la de los padres. Con ello conseguiremos que vayan tomando conciencia de su persona y que aprecien que sus padres no están siempre disponibles y sin espera.

El sueño es una función mental vinculada a la vida afectiva y relacional.

Pautas que pueden ayudar:

  • No permitir que el niño juegue con el biberón como si fuera un juguete.
  • El bebé puede tener un muñeco que se convierta en su amigo hacia los 6 meses.
  • Dejar la puerta de la habitación abierta, porque los bebés suelen sufrir en los espacios cerrados.
  • Durante el día, favorecer el contacto físico con el niño para ayudar a reducir sus pesadillas nocturnas.
  • A partir del año conviene establecer un ritual regular placentero para ir a la cama, con lectura de cuentos.
  • Si el niño tiene pesadillas nocturnas o le da miedo irse a dormir, sentarse con él y tranquilizarlo.
  • No inquietarse por el número de horas que duerme el bebé, ni por los movimientos que tiene durante el sueño.

Mª Victoria Rama Hernández. Psicólogo online

Mª Victoria Rama

Col. Nº 11543 COP
Psicóloga clínica especializada en patologías de la infancia y la adolescencia

Psicólogo infantil

Dejar un comentario