Fomentar la lectura en vacaciones

con No hay comentarios
Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

Leer es una actividad placentera y estimulante para los niños que se recomienda en todos los informes escolares de final de curso. Fomentar la lectura en vacaciones impulsará el aprendizaje de nuestros hijos y desarrollará sus capacidades mentales.

Es cierto que una vez fnalizado el curso escolar aconsejamos no someter al niño a tareas escolares, a veces infinitas y repetitivas, pues también necesitan desconectar. Pero el tema de la lectura es cosa aparte. Los beneficios que aporta la lectura desde la infancia son incuestionables y es totalmente necesario, como padres, que nos las ingeniemos para que nuestros hijos lean.

Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

Fomentar la lectura en vacaciones

La colaboración de los padres es necesaria para impulsar el proceso de aprendizaje. Existe una labor familiar de preparación extremadamente importante antes de que los niños aprendan a leer y también de seguimiento.

Aunque resulte increíble, se recomienda poner a los niños en contacto con la lectura a partir del año de edad, aproximadamente. Hablamos de libros con imágenes grandes, llamativas y con muy poco texto, que se irán complicando y ampliando en función del lector.

Podemos encontrar cuentos y libros de materiales diferentes, capaces de soportar las manos de un niño. Merece la pena invertir tiempo con nuestros hijos para leerles y contarles historias, porque los efectos pueden ser muy positivos.

Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

La lectura es la llave prodigiosa de la información, de la cultura, del mundo de la ficción y de la fantasía.

Beneficios de fomentar la lectura en vacaciones

La lectura es la llave prodigiosa de la información, de la cultura, del mundo de la ficción y de la fantasía. La importancia de la lectura en los niños se basa en sus beneficios a la hora de estudiar y adquirir conocimientos. Es una forma inconsciente de aprender ortografía pues las palabras se interiorizan a medida que se lee.

El placer y la evasión creativa son algunos de los beneficios de la lectura. El placer, porque el niño puede encontrar una verdadera pasión en los libros; y la evasión creativa porque los libros son herramientas que les permiten ‘viajar’ a otros lugares, transportarles a nuevas dimensiones e imaginar protagonistas y entornos a través de las palabras.

Según la neurocientífica Susan Greenfield, los libros: “Ayudan a nuestros cerebros a pensar en secuencias, a vincular causas, efectos y significados”. Por tanto, se debe aprovechar la mayor plasticidad del cerebro durante la infancia, para que, cuanto más lean los niños, mejores sean los efectos.

Científicos del Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinnati, Estados Unidos, demostraron a través de resonancia magnética que los niños de entre tres y cinco años a quienes sus padres les leen desde pequeños, mantienen, cuando escuchan un cuento, una actividad cerebral diferente que aquellos a quienes no les leen. Y con ello evidenciaron, por primera vez, que la exposición a la lectura previa a la escolarización parece tener un impacto significativo en cómo los niños procesan los cuentos y lecturas posteriores.

Divercastillo las mejores fiestas de cumpleaños en Mataró
Divercastillo las mejores fiestas de cumpleaños en Mataró

Leer en vacaciones es una actividad sumamente placentera que ayuda a los niños a “viajar” a otros lugares, transportarles a nuevas dimensiones e imaginar protagonistas y entornos a través de las palabras. 

Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

Fomentar la lectura en vacaciones:

A. Enriquece la relación adulto-niño

En la relación mágica niño-adulto-libro, el padre y/o la madre son los encargados de maravillar a su hijo con el libro y de descubrirle el mundo sorprendente que guarda. Estos momentos de lectura son muy gratificantes, porque además están rodeados de afectividad.

B. Familiariza al niño con los textos

  • Acostumbra al niño al objeto: al niño le gusta imitar a sus padres.
  • Le muestra que los pequeños signos negros tienen un significado.
  • Le hace experimentar la permanencia de la palabra escrita. Cuando llegue al colegio, la lectura le parecerá una actividad necesaria e interesante.
Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

C. Amplía y organiza el universo del niño

Tanto las imágenes como los textos ayudan al niño a:

  • Conocer el mundo.
  • Conocerse a sí mismo.
  • Dominar el entorno real. Los textos le adelantarán, además, futuras experiencias.
Fomentar la lectura en vacaciones
Fomentar la lectura en vacaciones

D. Desarrolla las capacidades mentales del niño

  • Memoria. El niño podrá contar el cuento que ha leído, siguiendo las imágenes.
  • Lenguaje. A través de la lectura oída, el pequeño ampliará su vocabulario y aprenderá frases cada vez más complicadas.
  • Capacidad de abstracción. El niño establece la relación entre los objetos que ha visto en la realidad y la representación de los mismos en las ilustraciones. Pasa, en consecuencia, a un nivel de abstracción.
  • Imaginación. A partir de la imagen y del texto, el niño comienza a construir su propia representación y a crear una realidad en su mente.

Aprovechemos los horarios estivales para sentarnos con nuestros hijos y compartir un tiempo de lectura.

Por todo ello, aprovechemos los horarios estivales para sentarnos con nuestros hijos y compartir ese tiempo de lectura. Si lo convertimos en un “deber” que simplemente supervisamos de lejos conseguiremos el efecto contrario y todos los beneficios relatados se perderán. Siempre es un buen momento para iniciar este hábito, para encontrar algo interesante para leer y que no necesariamente debe ser un libro. Si les gusta un cómic o un libro digital, conseguiremos el mismo efecto. Lo importante es crear el deseo de leer.

Carme Pau Gómez. Pedagogo online

Carme Pau Gómez

Pedagoga
Colegiada 1845

Pedagogo online

Dejar un comentario