Japón antiguo y moderno en un entorno único

con No hay comentarios

Japón antiguo y moderno en un entorno únicoKonichiwa! En este post os quiero hablar sobre mi reciente viaje a Japón. No voy a explicaros mi ruta, que podréis intuir por las fotos, ni a recomendaros lugares que ya aparecen en la guías. Prefiero hablaros de las curiosidades de esta maravillosa cultura, tan distinta a la mía.

A pesar de ser un destino al otro lado del mundo, no se me ocurre otro sitio más adecuado para viajar con niños. Por su organización, su limpieza ‘casi maníaca’, su obsesión por los juegos y los dibujos animados, su naturaleza exquisita, su saludable gastronomía, su seguridad… Japón es único y diferente.
Si hacéis ruta, que os lo recomiendo, hacedlo viajando en el famoso tren bala. La experiencia vale realmente la pena. Asientos reservados de gran comodidad en amplios vagones que os trasladarán a gran velocidad de un lugar a otro en tiempos más que razonables, incluso para los niños. Durante el trayecto os propongo pasar el tiempo disfrutando de alguna comida preparada (que se suele adquirir en los múltiples corners de las estaciones o en el mismo tren). Encontraréis todo tipo de platos locales delicadamente envasados en bonitos y llamativos contenedores de usar y tirar.
Japón antiguo y moderno en un entorno único
Si os sobra tiempo, o no optáis por la comida, siempre podéis entreteneros haciendo grullas (u otros objetos) con papiroflexia. Una de las muchas ‘obsesiones’ de los japoneses es todo lo relacionado con el material de papelería. Encontraréis miles de objetos en todas sus versiones, formas y colores en cada esquina. Las grullas las podréis dejar como ofrenda en los varios templos, santuarios y memoriales, que encontraréis a lo largo y ancho del país.
Cuando queráis tomaros una pausa entre monumento y monumento, tenéis varias posibilidades. El karaoke es una opción muy popular, pero hay más y muy curiosas. ¿Qué os parece tomar algo en un bar rodeados de búhos, o erizos, o gatos y con la posibilidad de interactuar con ellos? Y si preferís animales en libertad, visitad la localidad de Nara o la isla de Miyajima (ante Hiroshima) donde cientos de ciervos pasean por calles y parques. Si les dais de comer, que sean las galletas autorizadas, otros alimentos pueden dañar sus estómagos. En Kyoto Iwatayama, podéis ir al parque Arashiyama donde monos macacos campan a sus anchas. Son simpáticos, pero imprevisibles, por eso en la entrada os recomendarán que no os acerquéis demasiado a ellos, ni les deis de comer. Hay vigilantes por todo el recorrido, que velarán por vuestra seguridad en todo momento (parece ser que son bastante pícaros y pueden robarte el móvil o la cámara de fotos si te despistas!)

Japón antiguo y moderno en un entorno único

Para aquéllos que les agrade el folklore o disfrazarse, existe la posibilidad de alquilar por un día un kimono con todos sus accesorios (cinturón/obi, sombrilla, sandalias…). ¿Os imagináis el book fotográfico que podéis llevaros de recuerdo?
Japón antiguo y moderno en un entorno único
Todos conocemos la gastronomía japonesa. Pero más allá de sushi, ramen, noodles, soba, miso… los nipones son grandes amantes de los dulces. Aquí podréis degustar todo tipo de pastas y galletas típicas de cada región, pero también enormes crêpes decoradas con mil ingredientes, o pancakes con carita de panda o de conejo, o montañas de hielo picado bañadas en siropes de gustos variados, o donuts con formas de animales… Cada pocos metros encontraréis máquinas expendedoras de bebidas y comida. No creo que haya visto nunca más variedad de gustos y sabores, y los envases con nombres incomprensibles y extraordinarios diseños, bien merecen una oportunidad…

Japón antiguo y moderno en un entorno único

¿Hay algo que guste más a los niños que caminar descalzos? Pues bien, aquí ellos serán felices de verdad! En las casas, templos, probadores de los comercios… es obligatorio ir sin zapatos.
Japón antiguo y moderno en un entorno único
No voy a entretenerme mucho en el capítulo tecnológico, pero de todos es bien sabido que Japón es país puntero. Aquí disfrutaréis de las últimas novedades y tendencias en videojuegos, robótica, realidad virtual, móviles…
Japón antiguo y moderno en un entorno único
Al principio del post os he hecho referencia a la limpieza ‘casi maníaca’ que se respira en el ambiente. Un par de ejemplos os harán entender hasta qué punto es así. Por la calle y en los espacios públicos, incluyendo los comercios, no hay papeleras. Tan sólo junto a las máquinas expendedoras, que os comentaba antes, encontraréis recipientes para reciclar latas o botellas. Lo demás tocará llevarlo ‘en la mochila’ hasta que lleguemos a casa o al hotel. A pesar de ello, calles y parques están impolutos. Millones de personas caminando y entrando y saliendo de metros y estaciones y ningún rastro de ello en el suelo. El otro ejemplo es el ‘aseo’, los servicios en este país son un ‘universo’ aparte. En un principio os impresionará ver la cantidad de teclas y botones que hay junto al wc (música, volumen, ambientador, chorritos de agua, secador, descarga de agua…), pero al final reconoceréis que son un gran acierto que puede convertir la experiencia en algo divertido.
Japón antiguo y moderno en un entorno únicoPara dormir, yo he optado – como hago siempre – por el alojamiento en casas con locales o guest houses pintorescas. A pesar de que los espacios aquí son más pequeños que en otros lugares, es muy agradable dormir en casas tradicionales, en un tatami sobre suelos tapizados con esterillas y paredes de madera y papel washi
¿Necesitáis más alicientes para ir preparando las maletas y visitar el país del Sol naciente?
Japón antiguo y moderno en un entorno único

Lagom

Periodista

Dejar un comentario