La adolescencia y sus dificultades

con 2 comentarios
La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

La adolescencia es un hecho individual que evoluciona en un entorno cultural, social e histórico determinado y que marca las características de cada persona. El modo de atravesar las diferentes y necesarias etapas de la adolescencia vendrá determinado en gran medida por el desarrollo infantil.

La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

Las incoherencias de la adolescencia

En nuestra cultura, la adolescencia siempre ha sido un periodo especial de la vida, al constituir una especie de bisagra entre el mundo de los niños y el de los adultos.

En este etapa, las personas pueden mostrar conductas que resultan desconcertantes para sus progenitores y entorno más cercano.

No olvidemos que el adolescente siente una apremiante necesidad de transformar su mundo interior, en especial su mundo infantil, y al mismo tiempo, de escapar de la influencia de los padres.

De este modo, es capaz de reclamar con energía su autonomía e individualidad y de mantener una gran dependencia respecto del marco familiar de su infancia.

Adolescencia significa proceso de crecimiento.

Durante la adolescencia, es habitual que el chico o la chica muestre un comportamiento incoherente: amar a sus padres y mostrar un sentimiento negativo hacia ellos. Rebelarse y depender, avergonzarse de la propia madre ante otras personas y de forma imprevista querer hablar con ella de corazón.

La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

Los cambios en la adolescencia

La crisis en la adolescencia implica un cambio que el o la joven siente como catastrófico, porque pierde la seguridad de lo conocido como niño/a y tiene que afrontar la inseguridad de lo que desconoce, de lo que viene.

El adolescente no sabe todavía qué será ni en qué se convertirá, tampoco si será capaz de relacionarse con los otros, o con el sexo opuesto…

Todo esto le hace sentirse muy confundido y pasar muy rápidamente de un estado emocional a otro e, incluso, deprimirse súbitamente por alguna causa que los padres desconocemos.

De una fase de calma y tranquilidad puede devenir un desbordamiento de ira por algún motivo para nosotros banal.

El adolescente puede sentir necesidad de despreciar a sus padres pero no desea destruirlos como modelos, puesto que la estima que siente por sí mismo está vinculada con la que siente hacia sus padres.

Si bien es cierto que las explosiones del adolescente pueden recordar a los padres aspectos de su propia adolescencia, comprender los cambios bruscos y repentinos que experimentan los hijos en la adolescencia les resulta complicado, puesto que se ven obligados a pasar lentamente de una relación adulto-niño a una relación entre adultos.

La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

Los duelos de la adolescencia

El paso por la adolescencia obliga a los jóvenes a elaborar tres duelos:

El duelo del cuerpo infantil:

El adolescente se enfrenta a una serie de modificaciones corporales que suceden a un ritmo rápido que le cuesta asimilar. De repente, el adolescente se encuentra en un cuerpo que no reconoce como suyo, siente que ha de moverse en un espacio en el que las dimensiones han cambiado. El cuerpo representa para el adolescente un medio de expresión de sus conflictos. ¿Qué adolescente no ha pasado tiempo frente al espejo, ha mostrado un interés exagerado por su figura o una parte de su cuerpo; o, por el contrario, muestra un desinterés total hacia su imagen?

El duelo de la identidad:

Algunas preguntas habituales que se hacen los jóvenes en la adolescencia son ¿Quién soy yo: un niño, un adulto? ¿Qué llegaré a ser?

El duelo de los padres de la infancia:

Los adolescentes tienen que superar la imagen de “padres perfectos” de sus progenitores que han ido forjando durante la infancia. Por un lado, siguen necesitando esos padres y madres con quienes identificarse, que serán sus modelos en su vida adulta; y, por otro, reclaman al padre que les aporte afecto y a quien admiren.

La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

La dependencia del grupo en la adolescencia

Durante la adolescencia, la persona deja de ser dependiente de sus padres para pasar a serlo de su grupo de edad. En el plano de la emoción se vuelve más autónoma en su relación con los padres y más sensible a la influencia de sus iguales, del grupo.

El establecimiento de unas nuevas bases para las relaciones con los padres es uno de los acontecimientos más destacados de la adolescencia.

Divercastillo las mejores fiestas de cumpleaños en Mataró
Divercastillo las mejores fiestas de cumpleaños en Mataróhttp://www.divercastillo.es/

El adolescente pone en cuestión la personalidad de sus padres. Necesita convencerles y convencerse de que ya no los necesita. Asimismo, quiere demostrar que a partir de ese momento tanto él como sus padres son diferentes, por lo que su relación no puede ser igual a como era antes, cuando era niño.

El adolescente puede sentir necesidad de despreciar a sus padres pero no desea destruirlos como modelos, puesto que la estima que siente por sí mismo está vinculada con la que siente hacia sus padres.

La adolescencia y sus dificultades
La adolescencia y sus dificultades

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Aunque todo lo expuesto anteriormente forma parte de la evolución normal del adolescente, hay señales que pueden inquietarnos y avisarnos de que algún aspecto no funciona correctamente. Algunas de estas señales son la acumulación de manifestaciones de malestar, y/o la repetición de ciertas conductas alteradas, como pueden ser las peleas, el absentismo escolar, o la embriaguez…

La mejor manera de prevenir las situaciones disruptivas en la adolescencia será crear un buen vínculo durante la infancia. 

Las mudanzas, las enfermedades, los accidentes o las dificultades económicas del entorno familiar son acontecimientos negativos, tanto para el adolescente como para los padres, que pueden complicar el normal desarrollo de la adolescencia.

Si las conductas inquietantes se repiten o se asocian entre ellas, no esperemos a que se arreglen por sí mismas y actuemos en consecuencia. Nuestro soporte es fundamental para su bienestar emocional.

Mª Victoria Rama Hernández. Psicólogo online

Mª Victoria Rama

Col. Nº 11543 COP
Psicóloga clínica especializada en patologías de la infancia y la adolescencia

Psicólogo especializado en adolescentes

2 Comentarios

  1. Nina Figueroa Farfan
    | Responder

    Es un artículo muy interesante, educativo, por medio del cual se despejan inquietudes, y logramos entender esta etapa tan difícil, tanto Para los padres e hijos,gracias por compartir.

  2. Carmelo
    | Responder

    Hola, si a esas dificultades le añadimos las que conllevan los adolescentes con TEAF (Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal) y sus desordenes, que en España hay una prevalencia muy elevada, sobre todo por el llamado consumo social de alcohol en el embarazo, entonces tenemos un bombazo conductual y emocional terrible en losel adolescentes, con frecuencia con consecuencias penales. SAFGROUP Andalucía

Dejar un comentario