La dieta en el embarazo

con No hay comentarios

la dieta en el embarazoEl embarazo es una situación natural y transitoria en la vida de la mujer, en la cual hay modificaciones fisiológicas y cambios hormonales que aseguran la nutrición del feto y la preparan para el parto y la lactancia. Por ese motivo, la dieta en el embarazo no debe excluir ningún grupo de alimentos.

Aportar la cantidad y calidad suficientes de nutrientes es indispensable para el buen desarrollo del feto y cubrir las necesidades de la madre. Las necesidades energéticas en una gestación deberían estar entre 35 y 38 Kcal por peso al día, en una mujer con un IMC normalizado mayor a 19% y menor de 25%.

Los hidratos de carbono aconsejados serían los cereales complejos con una aportación del 50%-55% de la energía total diaria. Luego las grasas en un 30%-35% Kcal/día, prevaleciendo las grasas y aceites vegetales. La grasa vegetal se encuentra en los aceites de oliva, girasol, maíz, en las aceitunas y los frutos secos. También son fundamentales las proteínas para la construcción de los nuevos tejidos, estas deberían de estar en un 15%-18% del total energético día. Las proteínas están presentes en alimentos de origen animal como la carne, el pescado, los huevos y la leche. Pero también lo están en alimentos vegetales, como la soja, las legumbres y los cereales, aunque en menor proporción.

Ganar entre 9 y 13 kilos sería lo ideal. El reparto normal de este aumento de peso es de entre 1.5 Kg y 1.8 Kg durante el primer trimestre, 3,5 Kg en el segundo y el resto en el último trimestre. Este aumento de peso se debe al peso del bebé, la placenta, el líquido amniótico, los líquidos corporales de la madre y el desarrollo de los tejidos, como las glándulas mamarias y el útero.

la dieta en el embarazoDurante la gestación, la aportación diaria de calcio debe entre 1200 mg-1500 mg. Este mineral es básico para la formación del esqueleto del feto y también para los huesos y dientes de la gestante, la coagulación de la sangre, transmisión nerviosa y funcionamiento de los músculos. En caso de deficiencia, afecta en la descalcificación de la madre y la dentición.

En un embarazo planificado, el médico prescribirá ácido fólico para prevenir anemia, espina bífida y el correcto desarrollo del sistema nervioso del feto, el crecimiento uterino y la formación de la placenta. Si no, lo hará una vez hecha la concepción para asegurar los requerimientos. En los alimentos que podemos encontrar B9 (acido fólico), están los vegetales de hoja oscura, frutos secos, soja e hígado.

LA DIETA EN EL EMBARAZO

FARINÁCEOS: 

1r trimestre: 3,5 raciones/día

2º y 3r trimestre: 4 raciones/día

VERDURAS/HORTALIZAS:

1r, 2º y 3r trimestre: 2 raciones/día

FRUTAS:

1r, 2º y 3r trimestre: 3 raciones/día

CARNE, PESCADO, HUEVOS:

1r trimestre: 2 raciones/día

2º y 3r trimestre: 2,5 raciones/día

LÁCTEOS:

1r trimestre: 3 raciones/día

2º y 3r trimestre: 4 raciones/día

GRASAS:

1r y 2º trimestre: 3 raciones día

3r trimestre: 4 raciones/día

AGUA:

1r, 2º y 3r trimestre: entre 5 y 8 vasos/día

Durante el embarazo debemos estar relajadas y tranquilas, atendiendo energéticamente la demanda y priorizando la calidad nutricional. Alimentarse saludablemente y rechazar productos grasos y azucarados sin contenido vitamínico. Evitar el alcohol. Y no descuidar la actividad física.

El embarazo es una etapa ideal para adquirir consciencia y buenos hábitos alimentarios. La naturaleza es sabia así que, en este maravilloso viaje, desde la formación de la vida intrauterina al deslumbramiento, todo se coordina, armoniza y fluye con solo darle buen alimento a nuestro cuerpo.

Montse Alives

Montse Alives

Técnico en dietética y nutrición

Dejar un comentario