Cuando los niños se portan mal…

con No hay comentarios

Cuando los niños se portan mal, sabemos que el origen de su comportamiento puede ser muy diverso. A veces puede ser provocador, en ocasiones producto del cansancio, otras son el resultado de una educación demasiado permisiva. Las razones por las que nuestros pequeños se portan mal pueden ser muy distintas, pero quizá haya una en concreto que pocas veces nos planteamos como adultos.

¿Y si un niño se porta mal por el mero hecho de ser niño? ¡Pensémoslo! No quiero decir con ello que esta sea una condición natural del niño que no debamos corregir, sino que debemos hacerlo de una manera consciente.
Sabemos que tras un mal comportamiento hay una motivación, un intento de lograr un objetivo. En la medida en que reconozcamos cuál es ese objetivo podremos corregir el modo con el que el niño ha decidido conseguirlo.
Hagamos un ejercicio de reflexión ¿Qué puede motivar un mal comportamiento? En primer lugar, nos encontraríamos con las necesidades más básicas: sueño, hambre, cansancio, necesidades de seguridad y protección, necesidad de cariño, autoestima y armonía. En definitiva, las necesidades situadas en la base de la conocida como Pirámide de Maslow (Maslow, 1975)
Cuando todo esto está cubierto surge el aburrimiento, la intención de papá y mamá, la prisa y el estrés de los adultos del s. XXI. Compartir a mamá con los hermanos, con el papá, con su trabajo y con otras actividades rutinarias, normas en el hogar que les prohíben saltar en el sofá… ¡Con lo divertido que es eso!
Más tarde, las necesidades y objetivos por los que lucharán se tornarán más complejos y viviremos sus ganas de independencia, su necesidad de pertenencia a un grupo de personas que, como él o ella, también vivirán su propia “lucha” por la obtención del objetivo ¡Cada uno la suya! Y en este caso no juntos, pero casi revueltos.
Tal vez no podemos evitar que estas necesidades existan, pero podemos atender y mejorar ciertos aspectos de nuestro control.
Referencias bibliográficas:
Maslow, A. (1975) Motivación y personalidad. Barcelona: Sagitario

Dra. Rosabel Rodríguez

Directora del Programa de atención a las Altas Capacidades Intelectuales (PACiS)
Psicóloga y Dra. en Psicopedagogía
Profesora y Vicerrectora de la UIB

PACIS

Dejar un comentario