Preparar el postparto

con No hay comentarios

En mi primer postparto, hubo una frase que resonaba en mi cabeza una y otra vez: ¿por qué nadie me explicó la importancia del preparar el postparto? Hoy quiero hablaros de una época maravillosa pero crítica al mismo tiempo. Hay muchos cambios, muchas emociones, mucho agotamiento. Casi nadie te habla de esta etapa cuando estás embarazada, ¡con lo importante que es!

Hay diferentes aspectos que se engloban en el postparto, así que vayamos por partes.
El nacimiento de un hijo es un cambio enorme en la vida de una mujer y de su pareja, de toda la familia si ya se tienen hijos. Y ¿cuándo nos damos cuenta del cambio?: en el postparto. Ahí bajamos a la tierra de nuevo y nos enfrentamos a cambios, cambios y más cambios. Pasamos a ser madres y padres por primera vez, o a ser uno más en la familia, con lo que ello conlleva. Un reajuste total, un poco de locura hasta que todo vuelve a fluir.
Aunque el parto haya sido estupendo y estemos de ‘subidón’ las primeras horas, luego viene el bajón. El cuerpo ha realizado un enorme esfuerzo durante todo el embarazo y uno todavía mayor durante el parto. Además, a veces el bajón hormonal provoca el conocido como baby blues, una tristeza que suele ser pasajera pero que hay que mimar para que así sea y no pase a mayores. Por otro lado, aunque lo que más necesitemos sea dormir, el bebé debe alimentarse más o menos cada hora y media o dos horas, los primeros días, ya que su estómago es muy pequeño. Por todo esto, merece la pena, igual que preparamos el parto, preparar el postparto.
Aquí está mi lista de razones por las que merece tanto la pena organizar el postparto:
  1. Madre preparada vale por dos: cuanto menos tengamos que pensar en la logística, más disponibles estaremos para nuestro bebé, para nosotras mismas y para el resto de la familia.
  2. Ante todo, mucha calma: tener todo organizado nos dará mucha tranquilidad y una mayor seguridad para afrontar los primeros días. Amamantar y descansar tienen que ser prioritarios, la lactancia no siempre es fácil, y hay que dedicarle mimo y paciencia. Organizar las visitas y tener claro cómo nos apetece recibirlas entra en este apartado.
  3. El tiempo es oro: cada minuto cuenta para acariciar, mirar, amamantar a nuestro bebé, pero tampoco es cuestión de morir de hambre o de no poder darnos una ducha. A veces ocurre, pero siempre será mejor dedicarse al enamoramiento con nuestro bebé limpitas y con la conciencia tranquila.
  4. Tus hijos mayores también te necesitan (si los tienes, o aplíquese esto al marido primerizo si procede): la verdad es que al menos durante dos o tres días no vas a estar muy disponible, así que preparar todo lo que puedan necesitar los niños cuando no puedas estar a su cargo te dará un extra de tranquilidad.
  5. ¡El padre ya tendrá un montón de trabajo que hacer! De modo que una buena previsión que aligere el trabajo en casa nos hará sentir más arropadas y confortables, algo muy importante para establecer una buena lactancia y un vínculo con nuestro bebé.
En realidad, podríamos resumir todas en una consigna, la primera: Madre preparada, vale por dos. Lo sé por experiencia. Si dedicáis un poquito de tiempo a preparar el postparto, lo agradeceréis vosotras, vuestros hijos y los papás. ¿Y qué hay que preparar? No se trata sólo de tener listo todo lo que nos va a hacer falta como puérperas (compresas post parto, bragas desechables, ropa de lactancia, discos absorbentes…) Lo más importante para mí, sobre todo, es tener muy controlada toda la logística de comidas (hacer una buena reserva de comidas sanas congeladas, al menos un mes antes de tu FPP (Fecha Probable del Parto)
Si es necesario, pide ayuda; para la lactancia, una asesora de lactancia certificada. Para vivir mejor el post parto, una doula; para no sentirte desbordada, ayuda doméstica; y para que te echen una mano con todo, tu hermana, tu madre o tu cuñada.
Prever pequeñas cosas hará que los padres os podáis centrar en recibir de la mejor manera a vuestro bebé y en cuidar a toda la familia en caso de tener más hijos.

Lucrecia Armeñanzas

Lucrecia Armeñanzas

Profesora y Periodista

Psicologia online

Dejar un comentario