¿Por qué nos divorciamos en septiembre?

con No hay comentarios

¿Por qué nos divorciamos en septiembre?Todos los veranos, tras las vacaciones, son muchas las parejas que ponen punto final a su relación. ¿Por qué nos divorciamos en septiembre? ¿Cómo podemos afrontar la ruptura sin traumas? ¿Qué aspectos legales debemos tener en cuenta? Los expertos nos lo explican.

El verano es una época del año agridulce para aquellas parejas que deciden romper su relación, más si tienen hijos en común. ¿Por que nos divorciamos en septiembre? ¿Es posible gestionar el proceso de cambio y ejercer una parentalidad positiva? La psicóloga Teresa Morali Farré y el abogado Enric Massuet nos dan las claves. 

Crecen las rupturas matrimoniales

Con una media de 400.000 rupturas anuales, España es uno de los países de la Unión Europea con mayor número de divorcios. Seis de cada diez matrimonios acaban rompiéndose, tasa ligeramente superior a la media que se produce en el resto de Europa, donde por cada dos matrimonios se disuelve uno.

También posponemos el momento de casarnos cada vez más; como media, las mujeres lo hacemos a los 32,7 años y los hombres a los 34,9. Además, las uniones matrimoniales duran menos y una cuarta parte finaliza en los primeros diez años.

Con todo ello, España, Portugal, Luxemburgo y Bélgica son los países de la UE donde más han crecido las rupturas familiares con respecto al número de uniones, según datos del informe “Evolución de la Familia en Europa 2018”, elaborado por el Instituto de Política Familiar.

En opinión de Teresa Morali Farré, psicóloga especialista en terapia de parejas, pese a casarnos a edades cada vez más maduras, nos divorciamos más por diversos motivos:

  • Estamos sumergidos en un sociedad hedonista e individualista, que tolera poco la frustración, muestra poca paciencia y un listón de tolerancia muy bajo hacia el otro.
  • La desinformación de cómo vivir en pareja y la falta de esfuerzo en negociar o arreglar los puntos de desencuentro o conflictos conducen a soluciones rápidas y aparentemente fáciles, que implican un coste emocional y material elevado.
  • Confundimos el amor con la pasiónEl mito del “amor romántico” provoca creencias que dificultan las relaciones sanas. El enamoramiento que se establece en la primera etapa ha de dar paso a un amor maduro.
  • No plantearse un “nosotros”. Sin perder la identidad y la autoestima de cada uno de los miembros de la pareja, es muy importante construir un “nosotros” a la medida de cada pareja.

En España, seis de cada diez matrimonios acaban en divorcio.

¿Por qué nos divorciamos en septiembre?
¿Por qué nos divorciamos en septiembre?

¿Por qué nos divorciamos en septiembre?

El hecho de que la mayoría de rupturas matrimoniales se produzcan después del verano no es fruto de la casualidad. Según Teresa Morali Farré: “Cuando se acercan las vacaciones pensamos en todo lo que queremos hacer y no podemos durante el resto del año. Se generan unas expectativas más o menos idealizadas y, si no se satisfacen, nos sentimos frustrados y desilusionados.” 

Otras situaciones que tienen lugar en verano y que influyen en nuestra decisión de divorciarnos, explica T. Morali, son:

  • El aumento considerable de las horas que pasamos al lado de la pareja y/o el resto de familia, que en ocasiones puede ser numerosa, aumenta el riesgo de que se presenten problemas por cosas del día a día.
  • Se rompe la rutina del curso en la que cada uno tiene estructurado su tiempo con horarios establecidos tanto laborales como sociales. Algunas o muchas discrepancias calladas pueden precipitar el conflicto si salen a la luz.
  • Las exigencias de los hijos/as y la falta de límites exacerban la tensión. El hecho de tener diferentes estilos educativos, en esta época afecta más ya que los hijos están con la pareja mucho más tiempo que durante el curso.
  • La convivencia con la familia política. Cuando no nos llevamos bien con ella, y no ha consensuado antes la pareja algunas pautas para sobrellevar tanto el número de días como la repartición del tiempo en común, la relación se resiente.

En definitiva, la pareja se rompe, prosigue Teresa Morali, cuando:

  1. Se da un distanciamiento afectivo y se hacen patentes las pocas muestras de afecto, cuando paradójicamente estamos más juntos físicamente .
  2. Disminuye la comunicación o es dañina, causando dolor y resentimiento. Aumenta la comunicación con los demás en Internet, más que con la pareja
  3. No se puede y/o no se quieren negociar los puntos de desencuentro.
  4. Se deja en último lugar a la pareja.
  5. La atención se focaliza en lo negativo de la conducta y se culpabiliza.

En verano se produce un distanciamiento afectivo y se hacen patentes las pocas muestras de afecto, cuando paradójicamente la cercanía física es mayor.

¿Por qué nos divorciamos en septiembre?
¿Por qué nos divorciamos en septiembre?

Divorciarse sin traumas

Cuando hay hijos y la pareja decide acabar su relación, T. Morali aconseja evitar las separaciones destructivas, que perjudican más a los niños que la ruptura en sí. Tener en cuenta que el divorcio es un proceso de transición y enfocar la etapa con el menor número de cambios y conflictos posibles para los hijos también ayudará a conseguir que la ruptura sea menos dolorosa.

Para procurar el bienestar y el desarrollo integral de los hijos/as es preciso ejercer una responsabilidad parental positiva y aplicar una serie de pautas que se adaptarán a las características de cada familia:

  • Comunicar a los hijos lo que sucede del modo más adecuado y en el momento oportuno, siempre antes de la separación física.
  • Adaptar nuestra explicación tanto a la edad como al estado de ánimo de nuestros hijos/as.
  • Dejarles claro que nos sentimos orgullosos de ellos y de haberlos tenido.
  • Expresar que les queremos y que la separación no tiene nada que ver con ellos.
  • Explicarles cómo continuará su vida (quién cambiará de casa, la frecuencia con que se van a ver con cada uno de los progenitores…)
  • Evitar utilizar a los hijos para comunicarse con la ex pareja.
  • Evitar criticar y quejarse del otro ante los hijos.
  • Evitar interrogar a los hijos para obtener información de la ex pareja.

En general, concluye Morali, se recomienda un asesoramiento por parte de un profesional de la psicología para ayudar en el proceso de transición y adaptación. Asimismo, es importante buscar apoyo en amigos y familiares, sobre todo si la ruptura se produce en contra de nuestra voluntad, para acompañarnos durante el duelo y recuperar la estabilidad emocional. Cuando todo esto no es posible, para el conjunto de España se recomienda acudir a UNAF y en Catalunya, al Servicio de Información Mediadora (SIM), del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya.

Abogado online y presencial

Es importante buscar apoyo en amigos y familiares, sobre todo si la ruptura se produce en contra de nuestra voluntad, para acompañarnos durante el duelo y recuperar la estabilidad emocional.

¿Por qué nos divorciamos en septiembre?
¿Por qué nos divorciamos en septiembre?

Aspectos legales del divorcio

En los supuestos de divorcio, separación matrimonial o extinción de una pareja de hecho, la pareja se pregunta qué cuestiones deben tratarse, tanto si la demanda se tramita de común acuerdo, o por uno con el consentimiento del otro, como si no existe acuerdo entre las partes.

Con carácter general y a título meramente orientativo, Enric Massuet, abogado en ejercicio del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona desde el año 1989 y Profesor tutor de Derecho por la Universidad Nacional a Distancia (U.N.E.D.), nos detalla los aspectos que deberá reflejar la sentencia judicial:

a. La forma como deberá la pareja ejercer la potestad respecto de los hijos menores de edad. Es decir, si la custodia de los hijos comunes será compartida o individual para uno de los progenitores con un derecho de visitas para el progenitor no custodio. Asimismo, deberá detallar la forma como se llevará a cabo (períodos, cambios de guarda, comunicación, etc.)

b. Deberá determinarse, teniendo en cuenta el interés más necesitado de protección, cuál de los cónyuges continuará con el derecho de uso de la vivienda familiar (no de la propiedad de la misma). Los pactos adoptados en el convenio tendrán que ser aprobados por la autoridad judicial, que lo serán salvo que no sean conformes con el interés de los hijos menores.

En relación a los gastos de la vivienda familiar, se ha de diferenciar los gastos corrientes de los gastos inherentes al título de propiedad, como por ejemplo la cuota hipotecaria, que deberá satisfacerse conforme disponga dicho título dominical sin que el Juez en la actualidad pueda modificar la forma de pago pactada en dicho préstamo hipotecario. Los gastos corrientes. por lo general, los pagará aquél que ostente el uso de la vivienda, aunque deberá estarse a cada caso en particular y al interés más necesitado de protección.

c. Deberá regularse la contribución económica de cada progenitor en función de la guarda fijada y la capacidad económica de éstos para con sus hijos menores de edad y mayores que sigan viviendo en el domicilio familiar porque todavía no han alcanzado su independencia económica. Si la guarda es individual se fijará una pensión de alimentos y si es compartida se concretarán los criterios de contribución de los progenitores y, en su caso, la forma de pago.

Otras medidas a adoptar, según los casos, según Enric Massuet, son las referidas a la pensión compensatoria para uno de los cónyuges (también es posible en las uniones de hecho), fijándose su cuantía, duración, criterios de actualización y garantías y la compensación económica por razones de trabajo en Cataluña.

Finalmente y a grosso modo debemos indicar que cuando tratamos la ruptura por los trámites del mutuo acuerdo el convenio regulador suele contemplar la liquidación del régimen económico matrimonial, disolución del condominio y división de los bienes comunes. Los pactos referidos a las adjudicaciones entre cónyuges de bienes inmuebles tendrán acceso al registro de la propiedad previa liquidación tributaria, que en determinados supuestos estará exenta del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

También puedes seguir Menuda Familia Magazine en Facebook y en Twitter.

Yolanda Sarria Viñolo

Yolanda Sarria Viñolo

Periodista

Divercastillo las mejores fiestas de cumpleaños en Mataró

Dejar un comentario