El temperamento del bebé

con No hay comentarios

El temperamento del bebéDesde que nace, ya puedes observar el temperamento del bebé, no sólo por su aspecto físico, sino también por su manera de ser. Hay bebés que duermen plácidamente, mientras que otros no paran de moverse. Más adelante, en los primeros meses, irás confirmando si tu bebé tiene un temperamento con tendencia a la tranquilidad, o, por el contrario, a la actividad.

Estas diferencias que detectas durante la primera etapa condicionarán el modo en que le vas a tratar. Por ejemplo, un bebé que es muy activo y nace en una familia no acostumbrada a ello, contrastará más que si los padres son deportistas y están acostumbrados al movimiento. De la misma manera, el bebé también te irá dando feedbacks, estableciendo una interrelación contigo.

Observarás que si coincide la manera de ser de tu bebé con tus expectativas se producirá mayor empatía y bienestar. Hay padres y madres que saben adaptarse muy bien a su bebé, lo que significa que no pretenden que sea de otro modo.

Aceptar el temperamento del bebé incrementará su bienestar y mejorará vuestra interacción.

Pero, independientemente de los padres, los bebés tienen su propia individualidad; es decir, algunos lloran todo el día y otros sólo se despiertan para comer, de modo que su comportamiento puede facilitarte la vida o ponerte a prueba.

En los casos más difíciles, te recomiendo que intentes cambiar tu punto de vista, en lugar de querer “educar” ya a tu bebé. Mantén la calma y acepta que tu hijo/a es así, al menos por el momento, ya que, en un temperamento de base determinado iremos modelando su carácter sin darnos cuenta, hasta que podamos hablar de personalidad en su juventud.

Pautas para disfrutar de tu bebé:

  • Asume su temperamento, aumenta tu comprensión hacia él/ella. No te empeñes en que sea diferente.
  • Enfócate hacia la paciencia, dale cariño incondicional.

Estas indicaciones incrementarán el bienestar de tu bebé y mejorará vuestra interacción. Aunque no entienda las palabras, el bebé capta tu tensión, tu tono de voz, tu respiración…

Te recomiendo que inviertas tiempo y paciencia, ya que tu bebé tiene mucho por ofrecerte. En esta etapa, es decisivo para su evolución construir una buena interacción basada en el amor, la ternura, la paciencia y la comprensión.

Teresa Morali. Psicólogo online

Teresa Morali

Especialista en Psicología clínica Col. 4682 Copc

Psicólogo infantil

Dejar un comentario