¿Tienes una relación de pareja saludable?

con 1 comentario

Pareja saludableNos pasamos la vida siendo educados en conocimientos, habilidades y destrezas que poco tienen que ver con la satisfacción de establecer relaciones sociales, en especial, las personales e íntimas. Esta aptitud para el mundo afectivo no es un arte innato y es posible aprender a ser pareja saludable.

Aprende a ser pareja saludable

En primer lugar, es importante que te des cuenta de que las experiencias que has vivido en la infancia están marcando y determinando las relaciones de tu adolescencia, juventud y adultez. De qué manera te sientes y percibes que te quieren establecerá un estilo de apego hacia tu futura pareja. En segundo lugar, la primera experiencia, así como las más significativas, si te han dejado o dejas, seguirán modelando tu manera de llevar una relación.

Por tanto, es determinante que te conozcas y observes si repites un mismo patrón en las relaciones afectivas, tanto si eres tú quien sueles dejar a tus parejas, o si te aferras y te cuesta superar los desengaños.

Hoy día, es tan fácil encontrar pareja a través de las apps y los portales de búsqueda, que pasamos de la idealización al desencanto en un “plisplás.”

Pareja saludableNo existe una fórmula mágica que nos garantice la calidad y la duración de las relaciones; sin embargo, es posible que después de crecer como personas y sentirnos seguros/as estemos preparados para disfrutar de un apego saludable.

Con esto, pretendo decir que es muy beneficioso tomar cierta ruta, independizarse de la familia, aprender a caminar solos/as, lo cual no es sinónimo de vivir aislado, sino de ocuparnos de complementar tu formación y manutención, gestionando tu vida de forma autónoma.

Con frecuencia, el hecho de salir del núcleo familiar para vivir en pareja nos aporta experiencias personales que ningún conocimiento teórico podrá sustituir. Por otra parte, acomodarnos en nuestra manera de hacer en solitario de forma perpetua dificulta más tarde la adaptación a convivir con otra persona.

Hoy en día, es tan rápido y fácil encontrar pareja a través de las apps y los portales de búsqueda, que pasamos de la idealización al desencanto en un “plisplás”.

Empieza por quererte

Si no te quieres, no puedes tener una relación satisfactoria. Si te sobrestimas, por el contrario, no serás capaces de empatizar ni de comprender al otro. Has de saber que hasta la década de los 20-30 años, no tenemos seguridad; podemos ser muy eficaces en determinadas materias, pero no gozamos aún de seguridad personal. Alcanzamos la madurez mucho más tarde.

A veces hay que dejar ir la relación, cuando comprendemos que los objetivos y los planes de futuro del otro no coinciden con el nuestro.

Estrategias para ser una pareja saludable

  • Trabaja en tu autoestima y seguridad personal para preparar las bases necesarias de una relación de pareja satisfactoria.
  • Tienes que saber que nada permanece para siempre, sino que hay que cuidar cada día tu manera de relacionarte.
  • Acepta que a veces los objetivos y los planes de futuro del otro/a no coinciden con el tuyo, por lo que dejar ir la relación puede ser la mejor opción.
  • Sé consciente de que es preferible tener experiencias para aprender y que éstas se adquieren a través del ensayo y del error.
  • Comprende que lo que te hace sufrir te ayuda a saber dónde te duele para trabajar tus puntos débiles.
  • Mira hacia tu interior para saber qué necesidades tienes y qué obligaciones te impones, con el objetivo de establecer un equilibrio entre tus caprichos y tus “debería”.

Los celos, la dependencia afectiva, los comportamientos evasivos, el miedo al compromiso, así como la sumisión y la dominancia, favorecen las relaciones tóxicas. Sin embargo, es posible dejar de tener estos patrones de apego inseguro y/o evasivo, mejorar tu autoestima. Tanto si eres dependiente y sumiso/a, como dominante, subyace una autoestima baja que se puede modificar.

 Teresa Morali Ferre. Psicólogo online

Teresa Morali

Especialista en Psicología clínica Col. 4682 Copc

Psicólogo online

Un comentario

  1. […] Siguiendo la premisa de mejorar la conducta de uno mismo, en lugar de no intentar cambiar al otro, es recomendable para ambas personas de la pareja que se focalicen en lo positivo. Da mejores resultados, no para alcanzar la excelencia, pero sí para disfrutar de una relación de pareja saludable. […]

Dejar un comentario