Trastorno del Espectro Autista (TEA)

con No hay comentarios

El Trastorno del Espectro Autista (TEA)El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno de origen neurobiológico que afecta al desarrollo. Aunque se manifiesta durante los tres primeros años, se mantiene a lo largo de todo el ciclo vital. 

El TEA es una condición en la que intervienen diversos factores, genéticos, ambientales y epigenéticos, que modifica el modo de percibir el mundo, la manera de procesar la información y de relacionarse con los otros.

Las áreas que se encuentran afectadas en el autismo son:

  • La comunicación y el habla: se presentan déficits persistentes en la comunicación, dificultades para comunicarse y expresarse.
  • La interacción social y socialización: se muestran dificultades para interactuar socialmente y relacionarse con los demás.
  • El juego: se desarrollan patrones de juego restrictivos, repetitivos y estereotipados. También, de comportamiento, intereses o actividades.

Cabe decir que el Trastorno del Espectro Autista abarca un conjunto de conductas y características comunes, que se ponen de relieve en distinto grado y modo.

Signos de alarma en el bebé

Los bebés que presentan un desarrollo normal presentan interés por el mundo y por las personas que lo rodean, establecen contacto visual, interactúan con los demás, imitan gestos y acciones, repiten palabras, tienen intención comunicativa y muestran interés por los juegos sociales.

A continuación, describimos algunos signos de alarma que harían sospechar de la presencia de rasgos TEA en el niño:

  • No responde a su nombre a partir de los 12 meses.
  • No establece contacto visual o lo hace escasamente.
  • No señala objetos para demostrar su interés.
  • No comparte intereses. Manifiesta una falta de atención conjunta.
  • Ausencia de “sonrisa social”.
  • Falta de empatía (en mayor o menor grado).
  • Poca interacción con sus iguales.
  • Ausencia de juego simbólico.

    Apoyar a la familia y ofrecerle recursos y herramientas es fundamental para favorecer la adaptación del niño al entorno.

  • Dificultades para identificar, expresar y comprender los sentimientos, tanto de uno mismo como de los demás.
  • Retrasos en el habla y el lenguaje.
  • Lenguaje literal (si hay lenguaje). Dificultades para entender las bromas y la ironía.
  • Repite palabras o frases (ecolalias).
  • Responde de forma inapropiada ante preguntas.
  • Rabietas frecuentes. Elevada irritabilidad.
  • Muestra euforia ante los cambios y suele presentar rabietas frente a ellos.
  • Hipersensibilidad auditiva: muestra sensibilidad al sonido.
  • Hipersensibilidad táctil, olfativa y gustativa.
  • Poca sensibilidad al dolor. Alta tolerancia.
  • Evitan el contacto físico.
  • Aleteo de manos.
  • Caminar de puntitas.
  • Balanceo (auto estimulaciones visuales).
  • Girar en círculo o alinear objetos.
  • Muestra intereses restringidos y obsesivos.

Toda esta sintomatología disminuirá e incluso gran parte de estas conductas llegarán a desaparecer con un buen abordaje psicoterapéutico.

Debemos incidir en la importancia de un diagnóstico precoz, ya que la intervención temprana favorecerá el pronóstico del niño con TEA.

Tratamientos del TEA

Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Los programas de intervención más efectivos son aquellos que trabajan de una forma integral y tienen en cuenta todas las áreas evolutivas y los distintos contextos del niño, adaptándose a las necesidades de cada persona.

Un aspecto que no debemos olvidar es la efectividad del tratamiento multidisciplinar, en el que los profesionales que trabajan con el niño y con su entorno se coordinan para intervenir al máximo y ayudar en la integración familiar, escolar y social.

Existe una gran variedad de tratamientos para tratar este trastorno, así como la terapia conductual intensiva ABA (Applied Behaviour Analysis), DENVER (Early Start Denver Model), PECS (Picture Exchange Communication System), TEACCH (Treatment and Education of Autistic RelatedCommunication Handicapped Children), RDI (Relationship Development Intervention), Terapia de Integración Sensorial, etc.

Cada uno de estos tratamientos tiene un enfoque distinto, pero muchos de ellos se pueden complementar siempre y cuando sean compatibles. Cuanto más trabajemos con el niño, más éxito obtendremos en sus respuestas y mayor funcionalidad le daremos.

Concienciación sobre el autismo

Hoy se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo con el fin de poner en relieve la necesidad de mejorar las condiciones de vida de las personas que sufren este tipo de trastorno.

En este sentido, y para favorecer su integración, la inclusión en escuelas ordinarias es posible siempre que existan buenas capacidades intelectuales.

Como alude el autor José Silva en la Revista digital “Autismo Diario”: “El Autismo es sólo una expresión de la diversidad humana y como tal podemos y debemos reconocerla e incluso celebrarla”.

Adjuntamos el reportaje “Cómo se vive con Autismo”, del autor José Luis Barbería, extraído del diario “El País”, en el que se refleja la realidad de muchas vidas que conviven con este trastorno y nos acerca a la manera en que perciben el mundo.

Asimismo, aportamos otros enlaces y documentación de interés sobre autismo:

http://www.fespau.es
http:www.autismodiario.org
http://www.autismoandalucia.org
http://www.autismo.com
http://www.autismoava.org
http://www.rdiconnect.com

Silvia García Velasco

Silvia García Velasco

Psicóloga Infanto-Juvenil
Col. nº 15377 Copc
sgarcia@copc.cat

Gabinet Psicològic Mataró

Mèdica de Premià

Dejar un comentario